Mi?rcoles, 15 de abril de 2015

Las apaleadas  de la Guardia Nacional

Antes de generarse la guerra de 1977 a 1980 existían los cuerpos de seguridad que mantenían el orden público, entre estos estaba la Guardia  Nacional del Salvador en donde elegían los hombres más altos y corpulentos para que pudieran manipular los fisiles G3 que para esa época eran las mejoras armas más sofisticadas y letales.

La guardia siempre se mantenían rondando los cantones y los pueblos del Salvador, se caracterizaban por ser hombres brabucones y  violentos. A los jóvenes no les permitían   reuniones de calles, es la razón que cuando estos señores asomaban ellos gritaban  que venía la guardia y salían en desbanda para resguardarse o esconderse.

Muchas veces no se podían correr y les encontraban jugando a las cartas o simplemente reunidos contando chistes, en la mayoría de los casos les pegaban  con unos corbos que andaban colgados de la cintura, les daban con la vaina en las espaldas y les quedaba marcado el golpe, a muchos les sucedió que les dejaban muy mal de salud, no podían caminar  o reventados de la boca.

Las escenas de violencia que se repitieron una vez y otra, no solo con la guardia Nacional sino también con la policía de haciendo, el ejército y la policía nacional fueron causantes para que la gente o el ciudadano común se decidiera por revelarse a la autoridad de estos cuerpos de seguridad.

En estos días de abril del 2015 la Policía Nacional Civil en algunas colonias de Santa Tecla ha llegado con sed de venganza y furia a buscar a los pandilleros de la zona, ellos con la mentalidad que pueden matar  y con mucha prepotencia maltratan y pegan a los jóvenes que encuentren al paso sin tener ninguna justificación evidente, confundiendo a todos como pandilleros simplemente por vivir en una zona en donde las pandillas hacen su accionar.

No se puede negar ni defender a los que delinquen deben de pagar o ser castigados por sus actos, pero es de tener en cuenta que la Violencia engendra violencia y la autoridad nunca se puede salir de la legalidad ni estropear los derechos civiles de los ciudadanos, deben de saber que con acciones revanchistas únicamente van a conseguir el desprecio de la población honrada porque son ellos las victimas tanto de los delincuentes como de la misma policía.

Las apaleadas de la Guardia Nacional solo sirvió para engendrar odio hacia los cuerpos de seguridad y a que la población se defendiera y al final a la decisión de tomar las armas para defenderse de la opresión. La historia de guerra no puede volver a repetirse, seriamos torpes históricos y de amnesia histórica al  no aprender de lo que  ya vivimos, no podemos tropezar con la misma piedra dos veces.

La violencia no se combate torturando a las personas independientemente sean culpables o no, la justicia es la que el sistema legal permite hacer,  Dios quiera que la Policía Nacional Civil enmiende su actuar, ojala respete a la población civil y no cause más daño que justicia.

 


Publicado por jorseviv @ 5:57 AM  | Pedag?gicos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios