Lunes, 04 de abril de 2011

Para educar hay que saber esperar

?

La pedagog?a cada vez me sorprende con las cosas min?sculas ?que a veces nosotros los docentes ?no estamos dispuestos a analizar ni mucho menos a consultar o comparar con otros estilos educativos.

A la primera persona que vi esperar a que los alumnos decidieran dar el paso decidido a querer aprender fue a la profesora de mi hijo, en una reuni?n de padres de familia despu?s de haber tratado con los ni?os unas cuatro semanas, me llam? la atenci?n cuando ella mencionaba las dificultades de cada ni?o pero hab?a un dato inusual en todo lo expresado por la profesor Graciela; no lo dec?a en forma de queja. Lo se?alaba pero al mismo tiempo ella misma aduc?a las causas del comportamiento de los ?ni?os mencionados; a veces me parec?a que hasta los justificaba. ?Pero me segu?a sorprendiendo que adem?s de las dificultades que ella misma se?alaba me pareciera dicot?mico que aseguraba con toda confianza que hasta el ni?o con las mayores dificultades ten?a que aprender e iba a trabajar.

Antes de entrar con la profesora a su sal?n de clases hab?a escuchado el discurso de la hermana Directora y me llamo la atenci?n el concepto de educaci?n que pronunci?: ?Educar es sacar desde lo m?s profundo del ser humano ?las capacidades que le permitan convivir, con un amor profundo a Dios y a los dem?s?. Realmente no me hab?a puesto a concatenar el discurso de la Directora con la visi?n de la profesora, pero ahora veo que ambas hablan de lo mismo. Un concepto hecho practica.

?Mis inquietudes quedaron? para el tiempo, pero a mi hijo siempre le preguntaba de c?mo se desarrollaba la clase y adem?s de c?mo ?l se sent?a en un nuevo colegio que el sistema educativo cambia totalmente con respecto a lo anterior. ?Adem?s la curiosidad persegu?a las actitudes de la profesora? ante los ni?os de la clase me preguntaba de c?mo har?a trabajar a aquellos ni?os que por ahora no trabajan.

Cierto d?a mi hijo llegaba a casa despu?s de una jornada de colegio y? tra?a una satisfacci?n enorme dentro de ?l que no la pod?a ocultar, y le preguntamos que cosa hab?a pasado, ?l comento que por ese d?a hab?a terminado el trabajo de clase, pero que fue qued?ndose ?en el sal?n ?la hora de educaci?n f?sica. ?Realmente no fue el hecho haberse ?quedarse lo quiero comentar aqu? sino la forma en que la maestra inteligentemente ?planteo el quedarse en el sal?n, sabiendo que Educaci?n F?sica es la materia m?s querida por los ni?os porque van a la cancha a jugar. El ni?o no se sent?a castigado sino al contrario se sent?a que hab?a tomado una decisi?n sabia e inteligente por tal de terminar su trabajo, por ser una decisi?n voluntaria y ?no obligada.

La actitud de mi hijo me invadi? de curiosidad al ver que se sent?a satisfecho y le pregunte de c?mo hab?a pasado eso: ?es que la se?o `pregunt? de quienes se quer?an quedar en la hora de f?sica para terminar el trabajo, y yo levante la mano que me quer?a quedar?.

?

Con todos estos hechos en mente segu?a d?ndole vueltas a las ideas y hechos que hab?a sido testigo, pero un d?a un libro llamado ?Todos somos maestros ? llega a mis manos, escrito por Marina David Buzali? y encuentro el siguiente concepto de educaci?n: ?Educar es sacar desde dentro, es decir, habituar a ver dentro de nosotros, a escucharnos, porque dentro del coraz?n del hombre est? presente la verdad que en ?l habla?. Parece que esto tiene mucha relaci?n con lo planteado anteriormente.

Adem?s del concepto de educaci?n encontrado, ?tambi?n el? libro tiene ?un capitulo completo llamado ?Para educar hay que saber esperar?, cuando inicie a leer las l?neas cre? que seria el dicho de ?para amar hay que amar? Atribuido a San Juan Bosco, otro lo atribuyen a San Marcelino Champagnat; pero en fin lo importante es que est?.

?

Con este capitulo he comprendido que el profesor debe ser una fuente de paciencia sin quedarse pasivo, la espera no radica en la pasividad sino en la actividad de la b?squeda del m?todo que pueda ser capaz de llegar a los m?s profundo del ser para que desde ah? pueda surgir el deseo y la seguridad de que el trabajo es la mejor opci?n para vivir?.

Un problema ?actual que se vive en las escuelas y centros de estudios es el asunto disciplinario, pareciera que no hay soluciones, buscamos en un lado y en otro, pero lo menos que hacemos buscar en nosotros mismos: ?Aprend? que no hay crisis de autoridad, sino que los adultos dejamos mucho que desear y con nuestra conducta nos hemos desprestigiado o no sabemos transmitir valores o no hemos motivado a los j?venes a vivirlos?. No siempre los j?venes tienen culpa de ser lo que son, alguien les permiti? llegar a ser lo que son ahora, nosotros los adultos tenemos mucho que ver en eso.

?

No se entienda la espera como una forma de evadir? la responsabilidad de trabajar por los educandos ?sino que por el contrario demuestra la seguridad del trabajo que el docente esta haciendo.

Educar tambi?n es alimentar, ayudar, nutrir, y para esto hay que tener presente quien es el ser humano y de que esta compuesto, cu?les ser?n sus necesidades y obrar en consecuencia.

?

As?, ?en la ense?anza ?contemplamos un proceso de dialogo, de comunicaci?n, una relaci?n bipolar, una fecundaci?n de esp?ritu; el maestro debe incidir verdaderamente en el educando injertar en ?l la semilla de verdad y de bondad que le ha preparado; entonces el acto did?ctico cobra valor y significado en la din?mica de la docencia. As? el maestro de vida, el padre, la madre, deber?n preguntarse ?Qu? est?n sembrando en el esp?ritu de su educando, de su hijo??

?


Publicado por jorseviv @ 2:06 AM  | Pedag?gicos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios