Viernes, 23 de abril de 2010

La verdad incómoda del cambio

 He estado pensando en todos estos días en dos grandes amigos, platicábamos muy a menudo, con uno de ellos más. Estábamos en plena campaña política, la palabra cambio se puso de moda, en esos días no complementaron de que tipo de cambio estaban hablando.

 

Irrael era el nombre de uno de ellos (Q:E:OMuchas risas), yo le decía Don Irra, había pertenecido al FMLN por largo tiempo, tenia mucha esperanza que al ganar Mauricio el país cambiara de raíz algunas estructuras, por alguna razón Dios no dejo que viera estos tiempos actuales.

 

Rafel era mi otro amigo (Q.E.P.D.) muy entusiasta con la llegada del Frente al poder, contento y decía que hasta le darían una plaza de profesor, pues estaba por graduarse. Un conductor temerario acabó con su vida y ahora goza de paz de Dios.

 

Ellos dos que no están físicamente con nosotros se libraron de ver estos tiempos turbulentos que vivimos, tiempos de desorden y ambición, tiempos de desprecio y burla, tiempos de juegos sucios y religiosos, tiempos de muerte y desesperación.

 

Los asesinatos no cesan por todas partes, la muerte ronda por doquier, la muerte se apodera y causa terror  en los habitantes de mi país. Las familias están humilladas, la dignidad pisoteada y los asesinos se pasean por doquier sin que nada, ni nadie sea capas de levantar la voz para que la ley impere, la  policía  ha perdido capacidad de combatir este flagelo incluso el ejército.

 

Irónicamente el presidente de la republica para solidarizarse con el pueblo  se compra una flota de carros todo terreno para su seguridad personal, 25 carros 4X4 para que anden detrás de él con personal altamente entrenado y armados hasta los dientes.

 

Por si fuera poco en honduras se están llevando  a cabo serios atropellos a los derechos humanos, a los opositores del golpe de estado, asesinatos a periodistas, persecución a sacerdotes Jesuitas por defender los derechos humanos de las victimas; pero Don Mauricio Funes de la mano con el Sr. Lobo. ¿A caso no tenemos dignidad como estado Salvadoreño para exigir se respete los derechos humanos de nuestros hermanos Hondureños?.

 

Por ser gobierno de izquierda esperábamos AUSTERIDAD en los gastos del estado, que los privilegios montados por ARENA en los periodos anteriores a sus funcionarios y a muchas empresas se fueran desmontando y de esa manera percibir más ingreso al estado, pero al parecer la reforma fiscal fue un fracaso total y ahora vienen y piden unos pequeños prestamos a las mismas instituciones financieras de Estados Unidos, las mismas a las que ARENA les ha prestado por siempre.

 

Dos préstamos ya se han hecho y se están pagando pero las obras no se terminaron y una de ellas ni tan siquiera se comenzó, la calle Diego de Holguín y el Hospital de Maternidad. Claro nuestro presidente no persigue corruptos por tal razón hace prestamos.

 

 La educación sigue igual que cuando estaba ARENA, los uniformes si los están dando pero no es suficiente, la delincuencia ha comenzado a penetrar al sector  docente, los maestros están siendo asesinados, la seguridad a la población no esta siendo abordada seriamente con políticas integrales de estado, continúanos con la supermano dura de Tony Saca.

 

 El Salvador un país en donde los políticos solo piensan en las elecciones, los políticos no se ocupan de los problemas de la población sino de pensar las estrategias de engaño que utilizaran para la próxima campaña. Los políticos padres del engaño, padres de la miseria de tanta gente, verdugos de la esperanza del pueblo.

 

Van de partido en partido, haciendo uno y deshaciendo otros, en fin, mutando, como si el pueblo fuera sordo o ciego que no son capaces de darse cuenta que están falseando una realidad capaz de ocultarla por nada ni por nadie. Se inventan pretextos de moderados, reformadores, democráticos, abiertos y respetuosos de decisión individual.

 

Ah políticos sinvergüenzas, no les importa que el pueblo este muriendo: los cobradores y motoristas del transporte público, los vendedores de pan, las vendedoras de discos piratas, los vigilantes de seguridad privada, los  niñas masacradas, algunos pequeños comerciantes secuestrados. Su ambición, que es sinónimo de miopía no les deja ver más allá que sus propios intereses.

 

El partido en el que siempre dijo a los cuatro vientos defender al obrero y al pobre no propone medidas alternativas para salir de este fiasco. Cómplice de la realidad actual por la misma ambición de ser partido de gobierno o por no generar discordia. La paciencia tiene un límite, limite que el FMLN no ha sabido medir.

 

El pueblo esta alborotado, muchos pueden aprovechar esta coyuntura para hacerse de algunos milloncitos. Algunos no les pueden bastar uno, ni dos, sino nueve. Pero no les puede bastar los nueve millones de dólares sino junto a los dólares quieren tener nueve millones de feligreses. ¿Cómo es posible que la religión sirva como partido político?

 

 Divide y vencerás, este es el pensamiento que han utilizado históricamente muchos conquistadores y tiranos para someter a pueblos enteros. El país no se podrá arreglar llamando a insurrecciones, ni formando nuevos partidos políticos, mucho menos formando nuevas leyes. Insurrecciones porque ya ha habido muchas muertes; partidos políticos porque de seguro tendrás a los mismos dirigentes, porque mutan; leyes porque ya existen y  no se respetan. Entonces lo que queda es que todo lo  que ya existe debemos  retomarlo y hacer los cambios de sistema que permiten todas estas amenazas.

 

Es tiempo de volver la vista atrás para retomar la visión de nuestros mártires y exigir a los gobernantes que cumplan con su papel de hacer políticas publicas que ayuden a la gobernabilidad para que la gente viva en paz y con futuro,  pero ellos deben ser los primeros en respetar las leyes del país y honestabilizarce  para que la esperanza del pueblo pueda volver.

 

 Ya no queremos cambios de nada, solo que gobiernen con toda honestidad y que los recursos que son de todos los regresen a la población en forma de beneficios sociales. Ese fue el fin de la creación del estado por los antiguos griegos. Si eso no se cumple, entonces, ¿para que estado?.

 

 Los problemas profundos e históricos no se arreglan con maquillajes, se arreglan con decisión y determinación, sabiendo que la solución serán causa de conflictos con algunos, no se vale en nombre de la tolerancia dejar de cumplir las promesas hechas en campaña electoral, el que promete debe de cumplir.

 

 Dios nunca se equivoca, se llevo a Rafael y a Don Irra para que no vieran todas estas barbaridades producto del materialismo humano y la incoherencia abrupta de sus palabras y hechos.


Tags: verdad

Publicado por jorseviv @ 4:33 AM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios