Lunes, 08 de febrero de 2010

La izquierda a la derecha y la derecha a la izquierda

  Antes de las elecciones de marzo del 2009 la llegada al poder del FMLN a través de Mauricio Funes representaba una esperanza de cambio en las estructuras de las instituciones del estado, cambios que más bien no se verían de inmediato pero que paso a paso se irían consolidando.

 Hoy el presidente Funes cumple nueve meses de estar gobernando, si han existido algunos cambios que siguen siendo cosméticos, cambios que no han incomodado a nadie, al contrario han sido avalados por las estructuras de poder tradicionales. Prueba de esto es que muchas personas que pertenecían a los partidos de derecha tenían  miedo de este gobierno, ahora por el contrario lo aplauden y esto le da al presidente  Funes una gran popularidad nunca antes vista en otros mandatarios.

  Mauricio Funes en su discurso inaugural prometió gobernar a favor  de  los mas pobres, también prometió gobernar utilizando la filosofía y pensamiento de Monseñor Romero. Revisando esta promesa cabe mencionar que en estos últimos días se puso en defensa de las compañías telefónicas ante el decreto que los diputados aprobaron por unanimidad para eliminar el gasto fijo del teléfono por tener este cargo el tiempo suficiente en donde la inversión se ha recuperado.

 Por otro lado los hospitales siguen sin medicina, ahora peor que en la administración de ARENA, el seguro social sigue siendo un caos en atención al paciente y en asistencia de medicinas –según nuevos funcionarios del ISSS- el estado sigue al servicio de los que más dinero tienen, de las grandes empresas y de los capitales internacionales.

 En materia económica el país se sigue endeudando y peor aun con el banco mundial. Prometió llevar a los corruptos a la cárcel, cosa que no se ha visto a nadie en prisión por corrupción.

 El servicio de Bienestar magisterial se ha visto recortado en algunos puntos para este año 2009, se han eliminado algunos beneficios a los docentes, por ejemplo incentivos para llegar al promedio aceptable de PAES.

 Mauricio Funes sigue al servicio de EEUU sin que este país le reconozca como igual tal como lo hace con BRASIL y lo hace con el mismo sentido de servilismo de los gobiernos anteriores.

 Que error es haber tomado como referentes a Obama y a Lula cuando  EEUU aun no abandona políticas y estratégicas militares como las que ha demostrado con HAITI, así como  haber mandado mas soldados a IRAK.

 Por el contrario Lula ha sido mas explicito en la defensa de los intereses de su país, en lugar de abanderar a EEUU a retomado el liderazgo de la región pero su enfoque comercial esta en el sur.

 Mauricio Funes por el contrario se ha mostrado autoritario y prepotente pero con el partido que le llevo al poder y así también con sus ministros, pero no con los empresario que siguen evadiendo, con la delincuencia, con la corrupción.

 Esa prepotencia disfrazada de personalidad y certeza que muestra cuando le piden cuentas o le hacen preguntas referentes a temas específicos y esta misma   a la que aplauden los que nunca votaron por el, es la que le recomiendan  sus asesores de argolla  dorada.

 El presidente que la gente esperaba se ha disipado y esta recurriendo mas a compromiso con etiquetas y de protocolos a los cuales la gente común no puede acceder,  lamentable el caso del salvador; que se ve defraudado nuevamente por quien se consideraba la esperanza de este país.

 Por otra parte muchos algunos analistas  hablan que  hay “un partido sin gobierno y un gobierno sin partido”, más sin embargo el FMLN se ha mantenido prudentemente defendiendo los proyectos del ejecutivo para que las pocas iniciativas presentadas se hagan realidad, actitud que desbarata el argumento anterior.

 Dentro de las acciones mas criticadas y que vienen a justificar las acusaciones  del actuar de este gobierno de Mauricio Funes es la cobertura total que este señor esta teniendo por parte de la Tele corporación Salvadoreña (TCS), la asignación de la mayor parte del  total de la publicidad de las instituciones del estado a TCS y  el despido de funcionarios que han intentado ser autónomos en su cargo.

 Como si fuera poco es lógico que Funes y el expresidentes Saca anduvieron de paseo por varios meses dentro y fuera del país, esto en nombre de la democracia, como resultado de estos paseos amistosos y democráticos es la asignación de gran parte de la publicidad a TCS y además la división del partido ARENA.

 A Mauricio Funes le interesaba gobernar y no tener mucho control de partidos opositores de tal forma que los tratos se inician antes que llegara al poder, su antecesor que le interesa mantener ingresos estrafalarios a sus empresas de televisión de tal manera que en este momento TCS da cobertura  de forma relevante positivamente a la minima declaración del presidente Funes como cuando estaba el mismo Antonio Saca.

 Ahora tenemos en El Salvador un gobierno de izquierda que actúa como de derecha y partidos de derecha que actúan como de izquierda, los nuevos partidos formados de derecha están enfocados a populismos baratos y no sería raro que ARENA salga con la misma mentalidad en el proceso que ellos llaman renovándose.

 El pueblo esta esperando y seguiremos esperando prudentemente a que este gobierno gire su política por la que fue elegido, de lo contrario el pueblo se reserva el derecho de removerlo en el momento que considere preciso, de la misma manera en que el presidente puede remover funcionarios porque fueron nombrados por él, del mismo modo el pueblo puede remover presidentes que no van con la defensa de la gente que le llevo al poder. Seria un caso contrario de Honduras en donde la cúpula militar le destituye, aquí será el pueblo que saque al presidente del poder. Es un temor presente que se deja ver  en la lejanía, ojala no termine de llegar.


Tags: la izquierda

Publicado por jorseviv @ 12:48 AM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios