Viernes, 03 de abril de 2009

Vientos de cambio

El Salvador se ha vestido de gala este 15 de marzo del 2009. Una fiesta democrática que da paso a una nueva historia política que como consecuencia afecta directamente la vida económica y social del país.

La gente está celebrando por todos lados la elección de Mauricio Funes como el presidente para el periodo 2009-2014. Las esperanzas del pueblo son grandes no porque lo abandera un partido de izquierda, sino porque ha dicho claramente que su guía y plan de gobierno estará apegado, lo más que pueda, a la doctrina social de la iglesia católica, pero  más aun que el guía será Monseñor Romero.

Monseñor Romero fue una persona que luchó por defender al más pobre y necesitado en la década de los ochenta, así también defendió de la opresión militar a los oprimidos de parte del gobierno en turno. Mauricio Funes ha declarado del mismo modo que Romero, su preferencia por los pobres y más necesitados del Salvador.

Con el gane de Mauricio Funes se preveen vientos de cambio  en ámbitos diferentes pero sobre todo en consolidar la democracia, la educación y la salud que son sectores desprotegidos por el gobierno de ARENA.

Se espera una amplia participación de la sociedad civil en la forma de gobierno del presidente electo,  la sociedad organizada participando en las consultas  para las grandes decisiones de país. Algo que nunca en la historia del salvador se ha tenido, ni tan siquiera la mínima posibilidad.

Con la elección del nuevo presidente el salvador ha puesto su segunda piedra en la fundamentación de la democracia. La primera piedra fueron los acuerdos de paz, acuerdos que se han cumplido a medias. La segunda ha sido cambiar de un estilo de gobierno neoliberal a un gobierno que enfoque los recursos a lo social.

Considero que políticamente hablando no ha habido vencedores ni ganadores, el único vencedor de esta elección ha sido el pueblo Salvadoreño.

El salvador un pueblo que ha dado un paso más en la búsqueda de su liberación, autonomía y liderazgo.

Aunque el reto para el nuevo gobierno es grande por la iliquidez del estado, la esperanza siempre esta presente, sabemos que cada salvadoreño debe aportar lo suyo desde donde esté para hacer realidad el sueño de un pueblo que ha clamado por siempre justicia, respeto y dignidad.

El reto mas próximo es enfrentar de forma inteligente la crisis, el funcionamiento de las instituciones de justicia, mejorar el sistema de salud publica, que el mercado de forma general sea regulado.


Tags: vientos de cambio

Publicado por jorseviv @ 11:51 PM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios