Viernes, 14 de diciembre de 2007
Muerte y vida en Moraz?n


Mar?a L?pez Vigil es la autora del libro titulado con el mismo nombre de este art?culo. Relata la experiencia de un sacerdote llamado Rogelio Ponceele de origen belga que vino a El Salvador como misionero y se incorpor? al trabajo comunitario de las zonas m?s populares de la colonia Zacamil.

Tratar? de mencionar los puntos m?s fuertes en su relato concerniente a personajes actuales y a hechos hist?ricos que este hombre vivi? en su vida estando en el frente de guerra, todo lo que escriba ser? directamente relacionado con el contenido del libro.

Rogelio no conoc?a nada de El Salvador, estuvo algunos meses en Panam?, nicaragua y ?ltimamente El Salvador. Viene con una mentalidad t?pica europea, con un pensamiento de ?Peque?o burgu?s? como ?l bien lo menciona. El idioma fue una barrera muy grande que en alg?n momento le imped?a el trabajo pastoral.

El origen de Rogelio era una familia muy religiosa, con disciplina tradicional, con costumbres tradicionales, pero con un respeto a las personas impresionante.

Cuando llega a El Salvador su primer trabajo es visitar los condominios de la Zacamil casa por casa junto a otro sacerdote, luego decidieron visitar a las zonas m?s desprotegidas que eran las zonas marginales de la zona. Esta ?ltima tarea era tit?nica, cuenta el Padre Rogelio, ya que muchos llegaban por periodos cortos y desaparec?an, cuando la gente vio que ellos segu?an asisti?ndoles por un largo periodo, fue hasta entonces que la confianza de los pobladores se hizo presente.

Menciona que de los salvadore?os aprendi? mucho, la amistad, la compa??a, la atenci?n a las personas, la importancia de los ni?os, la presencia de Dios en la realidad salvadore?a. Sobre todo aprendi? sobre la historia y sufrimiento del pueblo pobre del Salvador.

Comenz? a organizar a las personas en peque?as comunidades cristinas en donde se reun?an frecu?nteme en lugares como bajo de un ?rbol ya que no ten?an capillas ni iglesia para las actividades religiosas. Analizaban el evangelio, aprend?an a leer, acompa?aba a las personas en lo espiritual.

Las comunidades fueron creciendo de tal forma que form? catequistas que llegaron a tener grupos a cargo, analizaban el evangelio desde la misma situaci?n que las personas viv?an (la opresi?n, la violencia, la miseria, el hambre), todos entend?an la palabra evang?lica, muchas veces comprendieron mejor de lo que se esperaba.

Una de la cualidades del Padre Rogelio es el negarse a la violencia, siempre predic? un evangelio que rechaza la violencia, de tal forma que ya muchas veces le hab?an propuesto incorporarse a una lucha armada y violenta en la que siempre se negaba aceptar. Muchas discusiones acaloradas hab?a tenido con respecto a este tema, de tal forma que muchas veces ten?a desacuerdos con dirigentes de lucha popular laica.

Tambi?n hab?an coincidencias solo que el medio era el diferente, defender la vida, a los pobres pero de diferentes ?mbitos. Fue estas coincidencias que llevaron a una mejor relaci?n entre ambos grupos (cristianos y marxistas), pero aun as? siguieron rechazando la violencia.

Las comunidades cristinas formadas por el sacerdote sal?an a las manifestaciones a protestar por sus derechos y para que se respetaran los derechos humanos de los m?s pobres. Por tal raz?n fueron acusados de marxistas y comenzaron a sufrir atentados violentos para matar a los catequistas y miembros de las comunidades cristinas. Fue dif?cil cuando comenz? a perder gente de su confianza, gente conocida que era profundamente cristiana. Esto ayudo a comprender la violencia social hecha por los cuerpos de seguridad gubernamental.

Su estad?a fue del a?o 70 al 80. Cuando la violencia se incremento comenzaron a dormir en lugares distintos, de tal forma que las noches eran en cualquier lugar menos en una cama normal. Un d?a llegaron a colocarle dinamita a la casa en donde dorm?a el padre y su colaborador.

Un punto curioso narrado en este libro es la actitud de Monse?or romero ante estas organizaciones (en la posici?n de obispo auxiliar). Cuenta el Padre Rogelio que cierto d?a Monse?or Romero lleg? a la comunidad y se dirigi? a la feligres?a de una forma pedante y grotesca, acus?ndolos de comunistas, aduciendo que el trabajo realizado no era cristiano.

Una decepci?n grande sufri? la gente cuando lo nombraron Obispo. La feligres?a sent?a una iglesia lejana, indiferente de los problemas de la poblaci?n.

El milagro m?s grande fue cuando luego de un tiempo Monse?or Romero regresa al mismo lugar y con la misma gente, inicia sus palabras con una disculpa profunda, con una humildad impregnada en cada palabra pronunciada.

Otro punto relevante es el protagonismo que Joaqu?n Villalobos hace al frente de la guerra, el respeto que tiene por la religiosidad de la gente y sus palabras que recuerda el Padre Rogelio ?de todo este trabajo una iglesia nueva resultar?. Tambi?n hace relevancia sobre la intelectualidad de Villalobos, as? tambi?n de la fidelidad que tenia por el proceso revolucionario.

La guerra no fue ejecutada por la violencia de la gente, m?s bien fueron obligados a tomar las armas por la alta represi?n existente en la zona rural por parte de los cuerpos de seguridad gubernamental. Estos combatientes ten?an un gran respeto por la vida de los soldados capturados, respetuosos de los convenios internacionales de guerra, de tal forma que a muchos les perdonaron la vida.


Menciona el hambre que padec?an en los campos de guerra, el ej?rcito sitiaba todas las entradas para decomisar todo tipo de productos a las poblaciones en donde el FMLN manten?a control. Las cosechas fueron quemadas para desesperar a la gente y saliera de los poblados y debilitar el apoyo a las fuerzas guerrilleras.
Un hecho que narra el Padre Rogelio fue la masacre del Mozote, fue testigo de c?mo la gente qued? destrozada y mutilada. Las piladas de cad?veres entre ellos la mayor?a ni?os, mujeres y ancianos. Asegura que la cantidad fue no menos de mil.

En todo he tratado de relatar el contenido de este escrito manteniendo en lo m?s posible la legitimidad del escrito, tiene datos m?s crudos, para ello te invito a que t? lo leas.

Tags: Morazán

Publicado por jorseviv @ 2:21 AM  | Teol?gicos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios